El Índice de Precios al Consumidor aumentó 3,8% durante febrero, impulsado por la suba de tarifas y de los alimentos, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con este aumento, en el primer bimestre del año la inflación ya es del 6,8% y acumuló un alza del 51,3% en los últimos 12 meses.

El IPC arrojó el mismo valor que lo estimado por las consultoras y apenas 0,2 puntos porcentuales debajo de lo calculado por los gremios, que estimó 4% de inflación en febrero.

La inflación de febrero estuvo signada por un incremento del 5,7% en Alimentos y bebidas, del 6,4% en lo referente a los gastos en Vivienda, agua, electricidad, gas y “otros combustibles”.

Entre los alimentos que más aumentaron figuran todos los cortes de carne relevados que subieron en promedio 15%. La lechuga (+24%), el tomate (+35,9%), los quesos (entre 7,4% y 8,6%) y el pan de mesa con un alza del 5%.

Si bien el IPC Nacional tuvo un aumento del 3,8%, la región de Noreste tuvo el mayor incremento con el 4,5%, seguida por la del Noroeste con el 4,2%, siendo la Patagonia la de menor aumento con el 3%.

El ministro del Producción, Dante Sica, había anticipado hace una semana que por los aumentos de tarifas y de la carne, a veces “más del doble” en carnicería y supermercados, se esperaba que la “inflación (de febrero) esté por encima” de lo que se estima se ubicará en marzo.