El año pasado, la cooperativa firmó un contrato con el IPV para la construcción de viviendas, pero hace dos meses que no llega el desembolso de $2 millones, lo que atrasó las obras.

Maximiliano Rico presidente de la cooperativa, advirtió que “la mayor complicación es el pago a los trabajadores y proveedores, porque no se cumplió con el convenio firmado hace un año”.

“Siempre hay trabas. Hace dos meses venimos presentando documentación para lograr la certificación, porque ellos mismos nos hicieron el reclamo de que habíamos hecho de menos. Y al otro día nos llamaron para decirnos que no habíamos hecho ni siquiera el movimiento de suelo”, dijo Rico por FM Aire Libre.

Según Rico, el convenio fue elaborado por el mismo IPV. “Por el cambio de gobierno no les dan continuidad”, señaló.

A la demora en los fondos, se sumó la cuarentena, lo que suspendió la construcción de las viviendas y dejó a 13 familias sin ingresos.

“El sueldo del mes pasado, gracias a la donación del concejal Javier Branca, se utiliza para poder mantener a las 13 familias”, dijo Rico.

Y advirtió que “no sabemos cómo vamos a hacer a partir del mes que viene, porque con el bono de 10.000 que lanzó el gobierno nacional, en Ushuaia mucho no vamos a poder hacer”.

Si bien hubo diálogo con las autoridades del Instituto, todavía no tuvieron respuestas concretas a su reclamo.

“Creemos que este cambio de gestión va a ser favorable. Ellos son nuevos en la conducción y ahora pasó esto. Pero se mantuvieron charlas para que no haya más irregularidades”, señaló el presidente de Nuestro Techo.