El jefe de la usina eléctrica, Ingeniero Walter García, afirmó que antes de la devaluación que tuvo lugar luego de las PASO “la situación ya era complicada”, y que se agravó en los últimos días debido a la deuda que sostiene la Cooperativa con la proveedora del gas CAMMESA.

“Hoy viene más elevado el valor de la factura que lo que se recauda mes a mes, y con este valor del dólar se hace prácticamente imposible poder afrontarlo”, dijo García por Fm La Isla.

Y agregó que CAMMESA “en nuestro caso nos provee el gas y es a ellos a quienes les debemos pagar. Al ser un servicio público el que brinda la Cooperativa, no nos hacen el corte cuando uno no paga, porque se generaría un efecto mucho peor, pero esto genera la acumulación de una deuda muy importante, que a su vez va generando altos intereses”.

Según García, los intereses que aplica CAMMESA son “equivalentes a valores de documentos al descubierto, y son los punitorios más altos del mercado. Esto hace que la deuda se incremente de tal manera que se hace impagable, y el servicio no se puede cortar”.

“Cuando uno pide un presupuesto de cualquier material, viene cotizado en dólares y al cambio del momento en que uno lo paga, por eso cuando hay una diferencia en el tipo de cambio, como ocurrió con la devaluación impresionante que tuvimos, repercute automáticamente en el precio final del material que se quiere comprar”, aseguró García.