Por Yolanda Dips.

Integrantes de la CGT Ushuaia se reunieron con representantes del Gobierno provincial para volver a tratar los proyectos relacionados con la emergencia que se pretende declarar además; además se plantearon en el encuentro las dificultades que atraviesan los distintos sectores de trabajadores, tanto en el ámbito privado como estatal.  “No ha sido un buen comienzo no haber contado con la información ni el tiempo necesario para evaluar estas leyes y solicitamos la revisión de las mismas” indicaron desde la confederación.

“Desde la Confederación General del Trabajo Regional Ushuaia, informamos que hemos recibido a las 13:30 horas del 23/12/19 los proyectos de emergencia modificados propuestos por el Poder Ejecutivo para su tratamiento el día viernes 27/12/19” señalaron desde la CGT en un comunicado e informaron que “a las 15:00 horas nos hicimos presentes en Casa de Gobierno con el fin de concretar la reunión pactada con el Sr Gobernador (Gustavo Melella), quien por razones atendibles de público conocimiento, trasladó la responsabilidad al Jefe de Ministros el Sr Agustín Tita,  el Ministro de Trabajo, Marcelo Romero, y los legisladores oficialistas (Federico) Greve, (Daniel) Rivarola y (Emanuel) Trentino”.

Asimismo indicaron desde la CGT que “a propuesta de los representantes de los trabajadores, la reunión se dividió en dos partes, en la primera se plantearon las distintas dificultades que atraviesan los trabajadores por sindicato tanto del sector privado, como de los sectores estatales” y que en la segunda “abordamos a nivel general las leyes de emergencia. Solicitamos modificar la fecha de la sesión legislativa, con el fin de contar con el tiempo de evaluación necesario, reiterándoles que la argumentación de la supuesta emergencia económica, financiera y administrativa, no estaban acreditadas, ni justificadas, a nuestro parecer, solicitando la información respaldatoria no sólo para las entidades gremiales sino para la sociedad en su conjunto”.

El texto elaborado por los integrantes de la CGT de Ushuaia indica que durante la reunión manifestaron que “la provincia, cada vez que cambian los gobiernos, se declara en emergencia y que si esto es así, la situación merece responsables con nombre y apellido y las acciones pertinentes en lo inmediato” al tiempo que afirmaron que “Claramente resaltamos que no ha sido un buen comienzo no haber contado con la información ni el tiempo necesario para evaluar estas leyes y solicitamos la revisión de las mismas,  entendiendo que la falta de diálogo prometida por el Sr. Gobernador, antes de la remisión de las normas, desilusionó a un gran sector de  los trabajadores”.