Así lo solicitó el abogado Doctor Raúl Paderne, defensor de María Mercedes Soto Maldonado de 69 años, acusada de haber asesinado a su esposo, José Juvenal Huenante Huenante, de 70.

Durante el juicio que comenzó esta mañana, Paderne pidió la nulidad del requerimiento del fiscal , Daniel Curtale, ya que, según Paderne “el fiscal dice que mi cliente mezcló el vino con una droga y lo golpeo y lo estranguló, pero la prueba toxicológica sostiene que no hay droga en sangre del fallecido Huenante. Creo que hay que instruir de nuevo”.

El abogado defensor de Soto pidió que se investigue nuevamente la causa, y consideró que las pericias “están hechas correctamente, pero lo que dice el fiscal de lo que dice la pericia está equivocado, no hay droga en sangre”.

Luego del hecho, ocurrido el año pasado, se dijo que Huenante había sido encontrado con una soga en el cuello. Según Paderne “ha quedado acreditado que la soga, que tampoco está claro si es por eso que murió, no tiene material genético de mi clienta, solo lo tiene de Huenante, y no se puede eliminar el material genético de una persona y de otra no.