La Secretaria de Obras y Servicios Públicos del Municipio, Gabriela Castillo, mantuvo ayer una reunión con vecinos del Barrio 10 de Noviembre y con representantes del Instituto Provincial de Vivienda (IPV), en la cual se propuso al organismo provincial realizar una recepción provisoria de la obra de red de agua y cloacas de la zona.

De este modo, el Municipio podría hacerse cargo de facilitar la conexión domiciliaria a los vecinos, dado que tanto esa vinculación como el saneamiento de pozos no está contemplado en el proyecto del IPV. Participaron del encuentro que se realizó en el Gimnasio del Barrio 10 de noviembre el Director General de Obras Sanitarias, Oscar Peralta y el Director de esa misma cartera, Cristian Pereyra.

Desde la cartera de Obras Sanitarias Municipal se presentó a los vecinos un instructivo acerca de los recaudos a tener en cuenta para lograr una correcta conexión a la red, se ofreció asesoramiento técnico a través de un inspector y se garantizó que todos aquellos vecinos que no tengan la posibilidad de realizar su conexión domiciliaria, contarán con el apoyo del Municipio para concretarla. Esto en el marco del compromiso de la gestión del Intendente Gustavo Melella por el cual antes de fin de año el 100% de los vecinos de Río Grande contarán con agua potable de red y cloacas.

También se dialogó acerca del estado de las calles en el sector que el IPV tiene aún en obra. El Municipio asumió el compromiso de continuar garantizando la transitabilidad de las arterias tal como viene realizando desde hace una semana en caso de que el IPV no pueda hacerse cargo de esa tarea.

La Presidenta del Bario 10 de Noviembre, Susana González, aseguró que “estamos más que contentos y le damos gracias al Intendente Gustavo Melella y a su equipo de trabajo por haber intervenido en el Barrio 10 de Noviembre, una obra que era responsabilidad del IPV pero que está demorada en la entrega hace más de un año”.

“El Municipio tomó la decisión de intervenir y orientarnos en lo referido a las conexiones domiciliarias de los servicios básicos de agua y cloacas. Estamos muy agradecidos y seguros que esto es el comienzo de una mejora fundamental en la calidad de vida de las familias que vivimos en este barrio”, subrayó.