Alumnos del IPES Florentino Ameghino se pronunciaron en contra de los cinco meses que lleva intervenida la institución por parte del Gobierno provincial. “5 meses de incertidumbre, de inestabilidad, de precarización, de vaciamiento. 5 meses de mentiras, de acusaciones gratuitas, de cinismo. 5 meses de abandono, de desidia, de ajuste. 5 meses sin que pase un sólo día que no tengamos la duda de si vamos a encontrar el IPES abierto la mañana siguiente. 5 meses de miedo, de dudas, de bronca, de impotencia. 5 meses de dientes apretados, de búsqueda de respuestas. 5 meses de Resistencia ¡5 meses de Lucha!

Vale recordar que el Poder Ejecutivo Provincial, a través del Ministerio de Educación, a fines de febrero resolvió suspender provisoriamente en sus funciones administrativas al Rector de dicha institución educativa Jorge Ariel Enciso y a la vicerrectora Marcela Silvia Canales, “hasta tanto concluya el sumario iniciado a raíz de las serias irregularidades en la asignación de cargos y horas cátedra, como también en las denominadas ‘horas institucionales’ detectadas a partir de la instrumentación del Sistema SIGE”.

En su momento la medida fue denunciada y repudiada por el SUTEF y hasta la actualidad se está reclamando que cese la decisión del Ejecutivo.

Desde el Gobierno provincial se comparó en ese momento que “el IPES de Ushuaia capacita a 514 alumnos, contra 636 alumnos de Río Grande; sin embargo, utiliza 223 legajos docentes para realizar la tarea, mientras que el IPES de Río Grande utiliza sólo 196 legajos, mientras en Río Grande se requieren $4.6 millones en concepto de pago de salarios, en Ushuaia se destina el doble: $7.2 millones” cuestión que fue refutada por ambas instituciones porque en realidad desde el IPES Paulo Freire se habló de precariedad laboral y se reivindicó la utilización de las llamadas horas institucionales que sirven para acompañar a los futuros docentes en sus prácticas y realizar investigación como corresponde a una institución terciaria.

 

 

Compartir