Este lunes vence el plazo para la recategorización del monotributo. En este régimen se encuentran inscriptos unos 3.150.000 contribuyentes y se estima que las categorías más bajas (A y B) suman 1.325.000 personas.

De acuerdo con las últimas reformas en materia tributaria, la recategorización –en caso de ser necesaria— se realiza sobre la base de la facturación del período comprendido entre julio de 2018 y junio de este año. En caso de superar todas las categorías del monotributo, el contribuyente deberá pasar al Régimen General. Por inconsistencias en la categoría elegida y la verdadera facturación la AFIP podría aplicar una multa e incluso hasta inhabilitar al contribuyente.

La recategorización se realiza dos veces por año entre los días 1 y 20 de los meses de enero y julio. En los casos que el día 20 sea sábado, domingo o feriado el plazo se extiende hasta el próximo día hábil. Por eso en esta ocasión el vencimiento es el lunes. La próxima revisión de categoría vencerá el 20 de enero de 2020.

El monotributo nació como un régimen simplificado para pequeños contribuyentes, pero con la crisis económica actual comenzó a incorporar a mayor cantidad de aportantes que antes estaban en relación de dependencia o en el régimen general. También existe la categoría de monotributo social, pensada para sectores de bajos ingresos económicos que les permite tener obra social, emitir facturas y jubilarse. En este grupo hay unos 550 mil inscriptos. Otro caso son los trabajadores en relación de dependencia que además facturan por algún servicio.