Personal policial encontró, en un sitio recóndito, el rodado Chery Tiggo en el cual una mujer de 41 años, identificada como Flavia Raurell, había desaparecido el 9 de mayo del 2018 sin dejar rastros.

Dentro del habitáculo hay restos óseos. Aún se desconocen detalles mayores del sorpresivo hallazgo en inmediaciones del paso Garibaldi, el cual habría pasado inadvertido durante casi 2 años.

El vehículo Chery Tiggo de color gris es el mismo en que Flavia Raurell desapareció el 9 de mayo según denunciaron sus familiares. Al no haber sido vista nuevamente, se teme el peor final de la mujer al encontrar restos óseos humanos en el interior del mismo.

Peritos policiales se trasladan a la zona del hallazgo donde no hay señal telefónica, por lo que se dificulta mayor precisión informativa.

Ahora restan los trabajos periciales y un proceso judicial con determinados plazos que permitan confirman científicamente la identidad de los restos.

 

Fuente Resumen Policial.