Luego de la brutal devaluación del lunes pasado, ATE pidió una nueva mesa salarial que estaba dispuesta desde marzo. El legislador electo y Subsecretario de Participación Ciudadana del Municipio, Federico Greve confirmó el encuentro para los próximos días.

“Lo que se firmó como acuerdo en marzo, que decía que en agosto se van a juntar las partes, es lo que va a suceder, a ver si se puede o no dar un paliativo”, le dijo Greve a este diario.

Esta tarde el gremio de ATSA también se sumó al pedido de una renegociación salarial, o la implementación de un “paliativo” para afrontar la devaluación del lunes, cuando los salarios cayeron un 25% en promedio.

Ayer, el presidente Mauricio Macri anunció medidas a nivel nacional para amortiguar la caída del poder adquisitivo de los trabajadores y las PYMES.

“Tenemos que ver cuál es el impacto local de las medidas, pero estamos ocupados y preocupados por el tema”, afirmó Greve y agregó que “habrá que ver cómo sigue repercutiendo el tema en los alimentos, porque si siguen subiendo habrá que sentarse con los proveedores de los módulos alimentarios para rever los precios”.

“Acá hay dos posibilidades: o se asiste a menos gente o se sigue comprando lo mismo”, dijo.