Ayer hubo una segunda reunión de la que participaron el sector maderero, el intendente Claudio Queno, concejales y autoridades del gobierno provincial, en la que se presentó el proyecto y el presupuesto para la construcción de 20 viviendas destinadas a Río Grande.

La reunión tuvo lugar luego de que, días atrás, se produjera el conflicto en el que los madereros cortaron el ingreso a la ciudad e Tolhuin, en reclamo de soluciones para el sector.

“La cámara presentó el modelo, los fundamentos y el presupuesto. Y nos llevamos el compromiso de esta misma semana generar el marco legal para la contratación correspondiente para darle el anticipo financiero”, dijo el ministro de obras públicas de la provincia, Luis Vázquez, por Fm Aire Libre.

Son cerca de 150 familias involucradas en este proyecto de construcción de viviendas, que representan el mayor porcentaje de ingreso en la tercera ciudad.

“El ejecutivo aceptó la propuesta y vamos a analizar el presupuesto. Queremos acortar los tiempos administrativos porque queremos que todo el sector de vea beneficiado. Es una producción genuina a través del manejo de la materia prima de Tolhuin”, aseguró Vázquez.

Según el ministro, los madereros “están confiados con trabajar con el stock de madera que tienen. El desafío es hacerlo rápido para poder consumir esa madera en forma positiva. La cámara pidió una asistencia técnica, va a haber un acompañamiento con profesionales del desarrollo forestal”.