El Ministerio de Obras y Servicios Públicos llevó a cabo reuniones con el sector empresarial que tiene a su cargo la ejecución de las obras para definir cuales se verán directamente perjudicadas por la etapa del frío y del congelamiento y que parte de la obras no, con el objetivo de seguir trabajando en los aspectos que no sean afectados para que no haya paralización de obras en la veda invernal.

Al respecto el ministro Luis Vázquez explicó que “cada empresa nos ha hecho una contrapropuesta para seguir manteniendo la mano de obra y poder seguir certificando, queremos mantener todo el trabajo posible en la veda invernal para que las obras sigan avanzando y no generar desempleo”.

En cuanto al trabajo en veda invernal explicó que “trabajar en invierno necesita una inversión extra que tiene que ver con algunos descongelantes, se seguirá con los encofrados, se hormigonará hasta donde se pueda, siguiendo con los parámetros de seguridad correspondientes”.

“Nuestra gobernadora Rosana Bertone nos pidió hacer este esfuerzo, ya que en toda la provincia las obras emplean de forma directa a más de 3 mil trabajadores, y con incidencia indirecta más de 6 mil. La idea es que siga trabajando la mayor cantidad de trabajadores posibles, algo se va a resentir por la características, pero no se va a cerrar la construcción, las empresas están haciendo un esfuerzo también”, finalizó.