Entre los trabajos que se realizaron se cuenta la instalación de un nuevo equipo de calefacción, la refacción de aulas y baños y el recambio de cañerías, luminarias y artefactos eléctricos, entre otros. El ministro apeló a la “responsabilidad” de directivos y alumnos en el cuidado de las instalaciones.

En lo que respecta al Colegio en sí, los trabajos incluyeron la refuncionalización de varios espacios, como la sala del ex laboratorio transformada en sala de música; la ex sala de porteros que a partir de ahora será utilizada como aula, al igual que la ex sala de profesores. En todos estos sectores además, se realizaron tareas de emplacado y masillado, nueva pintura, recambio de llaves de electricidad y tomacorrientes; se colocaron nuevas cerraduras y picaportes y pizarrones.

En cuanto a los baños del establecimiento, se repusieron azulejos faltantes y se repararon paredes y sanitarios, mientras que en la cocina se solucionaron los problemas de filtraciones y se reemplazó la grifería defectuosa.

Por otro lado, se instaló un nuevo equipo de calefacción de 68.000 kilocalorías/hora de capacidad, y se modificó la cañería interior de gas. Además, se realizó el mantenimiento del resto de los equipos de calefacción.

En las aulas se reemplazaron cerraduras, picaportes y brazos de ventanas, y el 98% del establecimiento ya cuenta con iluminación tipo led.

En el sector del gimnasio, se realizó el cambio total de 50 metros de cañerías de gas de 4 pulgadas y de 50 metros de caño de agua de 1 pulgada.

Además, se repararon las calderas de pie que calefaccionan los baños y los 6 tubos radiantes de la cancha. Por último se reparó el piso de la sala de danza.

Continúan los trabajos de reparación de picaportes, algunas goteras que se identificaron en el área del comedor, el SUM del Gimansio y en la insonorización del aula de música. Asimismo se sigue cumpliendo con el calendario de obras acordadas.

Dada la importante inversión que significó llevar adelante esta reparación integral del establecimiento, desde el Ministerio de Obras y Servicios Públicos insistieron en la necesidad de cuidar las instalaciones, apelando a la responsabilidad de directivos y alumnos.