Los últimos meses del 2018 se registró un persistente abandono de los productos premium a favor de los súper- desde septiembre el mercado empezó a caer: retrocedió 6,6% ese mes y 2,84 % en octubre. Y, en noviembre, la última cifra disponible, la baja se incrementó a 8,26%, según datos de la Secretaría de Energía difundidos por el sitio especializado Surtidores.com.ar.

Como los meses anteriores, la nafta premium (que ya se cotiza a más de $ 44 el litro) fue la más golpeada, con un descenso de 30 por ciento. Parte de esa caída la absorbió la nafta súper, cuyo consumo avanzó 2,74% en noviembre, con un precio de $ 37,60 a $ 42, según el barrio donde se ubique la estación de servicio y la marca.

En cuanto al gasoil, cayó tanto el premium como el común. El primero cayó 9%, mientras que el segundo descendió 7,88%.

En diciembre fue el único mes en que las naftas bajaron en lugar de subir. Los precios descendieron un 1,5% en el caso de YPF.

A lo largo del país los precios varían. En el centro del país, si se toman ciudades como Santa Fe, Córdoba o Buenos Aires, se puede encontrar la nafta súper de YPF por arriba de los $37.

Rafaella, Santa Fe

Mientras que en el norte del país, en ciudades como Salta, la nafta súper de YPF está por encima de los $40.

En la Patagonia, los precios también varían según la ciudad. Por ejemplo, en Comodoro Rivadavia, el precio está por arriba de los $32, siempre tomando la nafta súper. Mientras que en Ushuaia y en Río Grande no llega a los $31.

Comodoro Rivadavia