En los últimos días se dio a conocer un decreto provincial, por el cual fue exonerado de la fuerza policial de la provincia el ex agente Hernán Darío Paganini, quien se vio involucrado en una denuncia por presunto caso de estafa.

Tras una investigación interna dentro de la fuerza policial, como así también de forma paralela en la Justicia provincial, se habría constatado de qué paganini habría incurrido en una estafa a una mujer, aprovechando sus conocimientos de una situación surgida días atrás en la que cometiera el delito.

A raíz de todo ello y transcurridos casi un año y cuatro meses, se dio a conocer el decreto 254/19, el cual cuenta con la rúbrica de la Gobernadora de la provincia Dra. Rosana Bertone y el Ministro de Gobierno José Luis Álvarez, por el cual resuelven exonerar a Hernán Paganini al considerar que habría cometido una “falta grave” dentro de la fuerza.

Si bien el ex agente se encontraba fuera de la fuerza policial desde el pasado mes de octubre de 2017 y a pesar de haber sido exonerado, aún puede realizar una presentación ante la Justicia a fin de poder revertir su situación.

El caso

La situación de Paganini se produjo durante los primeros días del mes de octubre de 2017, momento en que el ex agente intervino en una discusión entre vecinos por la venta de una vivienda que nunca logró concretarse.

Allí Paganini logró obtener información de todo lo sucedido, la cual fue utilizada para su beneficio y poder cometer un engaño. Así fue que se presentó en la vivienda de una mujer en el barrio Mirador, solicitándole a la propietaria el dinero que debería haber sido utilizado para concretar la venta de la vivienda, operación que nunca se terminó de concretar, y que sería por orden del Juez.

Allí el ex uniformado recibió poco más de 189 mil pesos en efectivo, incluso utilizando documentación que habría contado con sellos y membretes que usualmente es usado por l policía, dándole un grado de veracidad para que la víctima no sospechara.

La mujer luego de relatar lo sucedido a familiares, comenzó a surgir diversas dudas, por lo que se presentaron en la Comisaría Segunda de la ciudad de Ushuaia a fin de interiorizarse de la situación judicial.

Allí se le informó que en ningún momento se ordenó desde la Justicia el secuestro del dinero, por lo que inmediatamente se radicó una denuncia contra el efectivo. Inmediatamente se ordenó un allanamiento sobre una vivienda ubicada en calle Isla Año Nuevo al 100, lugar donde residía el ex agente en el barrio Felipe Varela. Durante el diligenciamiento judicial, se logró incautar una importante suma de dinero, el cual se estimaba, podría corresponder a la estafa a la mujer del barrio Mirador. Fotografía: Imagen de Facebook.