Esta mañana, se llevó adelante el tradicional Te Deum y posterior acto en el marco del 203º Aniversario de la Independencia Argentina en el gimnasio del colegio Don Bosco. Estuvieron presentes el gobernador electo, Gustavo Melella; el intendente electo, Martín Pérez y funcionarios municipales, junto a escuelas y jardines de la ciudad.

Tras finalizar el acto, Martín Pérez dialogó con Tiempo Fueguino y declaró que «la Independencia tiene que ser sinónimo de unidad. En estos tiempos que estamos viviendo, este día nos llama a reflexionar, a comprender lo que significa la importancia de lograr la unidad nacional en pos de poder sacar a nuestro país adelante», aseguró.

De cara al futuro de nuestro país, a pocos meses de las elecciones nacionales, expresó que «el gran desafío que tenemos para el futuro de los argentinos es poder encontrar un camino de crecimiento nuevamente, un camino de desarrollo, de dignificación de nuestro pueblo, lo cual se logra con trabajo».

Y agregó: «Por eso yo estoy muy esperanzado de que este año podamos empezar a encontrar esa luz que les hace falta a los argentinos para que ese camino pueda comenzar a darse, y que la Independencia nos llame a reflexionar acerca de nuestra identidad y de lo que significa tener una patria más justa, soberana que es lo que todos anhelamos desde el lugar que nos toca de responsabilidad».

Haciendo referencia a Río Grande, Pérez manifestó que “hoy estamos acá, pensando que Río Grande sale adelante con una provincia que sale adelante; porque no se puede pensar una ciudad mejor con una provincia que esté peor. Todo lo contrario. Vamos a hacer el esfuerzo suficiente y necesario para que nuestra provincia salga adelante y que en la ciudad se pueda vivir un poco mejor”.

Además, agregó que es fundamental «dejar de pedirle sacrificios a la gente. Tal vez el esfuerzo tiene que venir más de la dirigencia, de quienes tienen mayor grado de responsabilidad».

«Hoy se les pide más esfuerzos a los argentinos, dejar de percibir menos salarios, pagar tarifas más altas, resignarte por no tener un trabajo estable y yo no quiero eso para el país, menos para Río Grande», aseguró.

Por otro lado, Pérez confirmó a este medio que mañana tendrá un encuentro con el gobernador electo, Gustavo Melella para «darle inicio al proceso de transición en el gobierno municipal».

Frente a esto, expresó que «tenemos las expectativas puestas en poder alcanzar una transición ordenada; vamos a poner la mejor predisposición para poder dialogar, no sólo con el intendente, si no también con todos los funcionarios municipales que tienen a cargo áreas de nuestro Municipio».

Además, para llevar adelante dicho proceso, confirmó que «tomé la decisión de designar al Dr. Gaston Díaz y al Dr. Gonzalo Ferro como los responsables de la transición municipal».

Y agregó: «Una vez que podamos tener acceso no solamente a la situación financiera del Municipio, si no también a la situación de los programas que se están implementando y de las obras que están en ejecución, vamos a poder hacer un diagnóstico de la realidad actual de la ciudad de Río Grande».

«Esperamos que así como nos han pedido los vecinos podamos lograr el objetivo de trabajar en conjunto, de consolidar lo que se ha logrado y también de avanzar en dar el salto de calidad que la ciudad necesita», manifestó.

Finalmente, al ser consultado sobre la figura del gobernador electo, Pérez explicó que «con Gustavo nos une una relación de muchos años, una relación que siempre fue de diálogo y lo va a seguir siendo, una relación de mucho respeto». Y afirmó que «el hecho de no haber coincidido en espacios electorales en esta última contienda electoral, no se significa que no vayamos a trabajar en conjunto por el bien de Río Grande y por el bien de la provincia, por que entendemos que Río Grande necesita a la provincia y la provincia necesita a Río Grande», cerró.

Dr. Gastón Díaz y Dr. Gonzalo Ferro, encargados de la transición municipal