Cerca de 50 tatuadores locales e internacionales están llegando a la ciudad para la séptima edición de la Convención que ya es un clásico de Ushuaia.

Los profesionales expondrán nuevos diseños, con las novedades que los tatuadores traen desde diferentes partes del planeta.

Si bien la gente se tatúa en el momento, desde la organización les piden a los usuarios que mañana viernes se acerquen para coordinar los turnos.

“Algunos traen books con trabajos prearmados listos para pegar y se imprimen. Y si no hay turno para el momento se coordinan turnos para el otro día, dijo Adrián Rocky Perales, uno de los organizadores de la Convención, por Capicúa TDF.

Según Adrián “otros tatuadores se abren a la creatividad, pero la gente lleva una idea y se trabaja en base a eso”.

La última devaluación de agosto también le pegó a los tatuadores, cuyos insumos muchas veces son importados y en dólares. “Es una locura, quise reponer material y de las cajas de $400 o $500 se fueron a $1000 y no te las pueden vender, o te venden 2. Los pigmentos directamente en dólares”, explicó Adrián.

En el medio de la crisis, algunos tatuadores aumentaron el precio de la sesión. “Capaz que estiramos el tiempo un poco, pero la idea es seguir trabajando, hay que buscarle la vuelta”, dijo el tatuador.

La convención comienza este viernes a las 12 hs en el Centro Cultural Esther Fadul, y estará abierta el sábado y el domingo, con la participación de bandas locales a las que se suman coreografías artísticas con folcklore.

También habrá stands con comida vegana, y un chulengo para los carnívoros. La entrada es libre y gratuita.