Enfermeros de Río Grande se manifestaron molestos con sus pares de Ushuaia tras una reunión por parte de estos últimos con autoridades provinciales, y sin previa comunicación para unificar criterios.

En este sentido, confirmaron la continuidad de las medidas, indicando que darán tiempo a la Provincia hasta las 14 horas para recibir una propuesta  superadora. Allí se reunirían en Asamblea para confirmar el paro del sector en el hospital regional de Río Grande.

El malestar radica en que algunas propuestas desde el Gobierno habrían logrado doblegar a los Enfermos de Ushuaia, quienes habrían levantado o flexibilizado las medidas.