Pasada la medianoche, personal policial de la Comisaría Cuarta fue alertada por un llamado telefónico, indicando que al menos dos personas se encontraban de manera sospechosa, cavando un pozo frente a la chacra “Mata Gente”.

Rápidamente un patrullero se dirigió hacia el sector ubicado sobre calle Mirko Milosevic sin número de la Margen Sur. Si bien ya no se encontraban los sospechosos, se comenzó a realizar un rastrillaje por la zona.

Allí se logró encontrar una pala abandonada y junto a la misma, tierra removida, por lo que al retirar la misma, se hallaba un arma de fuego calibre 9 milímetros.

Rápidamente la misma fue retirada y trasladada hacia la comisaría, al tiempo que se llevaron adelante diversas pericias en el lugar con el fin de poder obtener algún dato que permita identificar a los sujetos que dejaron abandonada el arma de fuego.

Si bien aún no fue confirmado de manera oficial, se sospecha de que el arma hallada podría pertenecer al Suboficial Julio Martín Avila, penitenciario quien sufriera el robo de su pistola reglamentaria del interior de su vivienda.