En el CENS 18, anexo de la escuela 21, buscan poner en funcionamiento el programa Avanzar, que ya funciona en el CENS 1 de la Margen Sur, donde se trabaja con los niños de 45 días a 3 años, hijos de los alumnos.

La característica de la población del CENS 18 es que los estudiantes son adolescentes y padres. Están enmarcados en la Ley de Educación, que garantiza el derecho a la educación de todos los alumnos.

Pero en muchos casos, los alumnos abandonan sus estudios porque no tienen con quien dejar a sus pequeños hijos.

Por eso, desde el programa Avanzar, se propone un programa lúdico-educativo para que durante las 4 hs y 20 minutos de clase, los alumnos del CENS 18 puedan dejar a sus hijos en un lugar seguro, en instalaciones de la escuela especial 3, donde los separa sólo un pasillo.

El equipo del programa Avanzar que trabajaría con los niños consta de 4 docentes de nivel inicial, entre los cuales hay un musicoterapeuta, una trabajadora social, y un especialista en psicomotricidad.

“Muchos de los niños concurren con sus papás a la escuela, con todo lo que implica, porque son muchas horas, al ser tan pequeños necesitan jugar y que se los alimente, lo que va en detrimento de la educación de sus papás, entonces se encontró esta propuesta del ministerio de educación”, dijo Graciela Gómez, coordinadora del programa Avanzar, por Fm Del Pueblo.

Pero para trabajar con los nenes, solicitan juguetes para bebés, colchonetas, sogas, pelotas, libros de cuento de tapas gruesas e impermeables, mantas, almohadones, sonajeros, instrumentos de persuasión para que se los pueda estimular desde el área musical. Y subrayan que “el material sea seguro y esté en buen estado”.

Quienes quieran colaborar, pueden acercar el material al CENS 18, donde se ingresa por la escalera de San Martín y Prefectura, en Chacra II.