Esta mañana, el presidente Mauricio Macri anunció un paquete de medidas, dentro de las cuales figura un plan que lanzará la AFIP para PYMES, que les otorga un plazo de 10 años para ponerse al día con las deudas.

En el plan se podrán incluir deudas vencidas hasta el 15 de agosto, con tiempo a inscribirse hasta fin de octubre. Además, se ampliará de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos las pymes al mismo tiempo.

Pero desde la Asociación de Empresarios Nacionales Para el Desarrollo Argentino (ENAC) tienen sus reservas al respecto. “Un plan de pagos es una refinanciación de una deuda, y los más importantes de eso es la tasa de interés que te van a cobrar, intuyo que la letra chica de la AFIP va a ser la misma que hay hoy”, dijo el presidente de la ENAC, Leo Bilanski, por FM Del Pueblo.

Para Bilansky “es colgarse un salvavidas de plomo con esta tasa de interés, prefiero no tomarla, el anuncio es un fuego de artificio que vamos a ver si se refleja en lo que dice el presidente, porque no va a ser la primera vez que Macri diga A y la AFIP diga Z”.

Para el empresario, “Macri no es que no sabe qué medidas tomar, no las quiere tomar, por los asesores que tiene hoy, que les importa tres carajos las PYMES y la gente, pero están preocupados por los bancos y la fuga de divisas”.

“Una de las medidas es desdolarizar, pero es como pedirle a Drácula que done sangre, va contra su naturaleza”, dijo el empresario.

Y afirmó que “llegamos acá por políticas conscientes. Les explotó la bomba antes de tiempo, querían dejársela al próximo gobierno y les explotó después de que la gente votó “.