Por Esteban Parovel.

Un domingo espléndido a puro sol acompañó de la mejor forma posible a la despedida de AATEDyC del Torneo Federal Amateur 2020; en el marco del cruce desplegado por la programación de la quinta fecha del certamen de ascenso. Sin embargo, en esta visita del Boxing Club de Río Gallegos al sintético del Hugo Lumbreras, el único ausente fue el gol; y todo terminó en un magro 0-0.

El primer tiempo tuvo poco brillo por ambos lados. El local tuvo las mejores opciones contabilizadas. Un remate de Bossi, bien controlado por el arquero suplente (ayer titular) del  Boxing, Nicolás Soto, que se estiró en plena área chica y se quedó con el balón abajo habiendo atorado con rapidez al defensor que había ganado el fondo de la cancha y estaba presto a definir; y luego y una media vuelta de Bossi, que se fue por encima del travesaño cuando se expiraba la etapa.

Por su parte, la visita, que alistó mayormente jugadores que son alternativos para el entrenador Carlos Padín; estuvo condicionada por la expulsión temprana del central defensor central Matías Cabrera, se limitó a los pelotazos y, pese a su intento de sorprender a la última línea de AATEDyC, sólo pudo con un par de pelotas cruzadas generar un poco de peligro al arco del «Loco» Romero; una que fue cabeceada por el central Facundo Gonzalez y un intento del movedizo e incisivo delantero Agustín Ressia, que se fue desviado.

En el complemento, y con el correr de los minutos, y los ingresos de Ponce y Arbello, el Boxing Club se fue animando más. Pero previamente, empezó a soltar los hombres por afuera: Ochoa, que luego se tiró más al centro, y Villar; los desbordes de Tourvile, que lo mandaban a correr preferentemente por banda diestra, aunque también, a veces, aparecía suelto por izquierda para potenciar a Ressia que se fajó con todos los defensores de AATEDyC.

Nítidas de gol, solamente, dos para los galleguenses. Un tiro libre de Ochoa, a centímetros del área -fue muy fina la falta, y en el golpe de vista hay que darle la razón al árbitro que la cobró afuera-, que culminó yaciendo fuera de la cancha; y un anticipo de Ponce al primer palo, que no tuvo destino de arco. A ello, hay que añadirle un claro penal a comienzos de la etapa, donde hubo combinación por el sector izquierdo, llegó el desborde de Haro que mandó el centro al medio del área, y entre Morrone (con la mano abajo) y el «Loco» Romero, contuvieron el remate para el reclamo de todo el visitante.

Sin embargo, la más peligrosa fue para AATEDyC, tras un envío del lateral derecho Manzo, buscando un centro a Maximiliano Bossi, se terminó cerrando el balón e impactando en el travesaño del arco custodiado por Soto.

Ambos terminaron con 10 hombres, porque sobre el final Borja vio la tarjeta roja luego de una reacción ante una infracción en su contra; le propinó una vehemente patada a su rival, que concluyó en la salida del mediocampista de AATEDyC del campo de juego.

Poca lucidez y eficacia en un partido que se tornó un pelotazo tras otro, y que, con justicia, finalizó en un opaco y apático 0-0. Solamente sirve para las estadísticas: AATEDyC cosechó su primera unidad en el torneo; y el Boxing Club, con este punto sumado en Ushuaia, cuenta con 7 y es el líder absoluto de la Zona 5 de la Patagonia, uno más que Camioneros, que será su adversario de turno, en condición de huésped. Todo definido en la zona, sólo resta saber cómo terminan estos dos de cara a la segunda fase, que reunirá a los 12 mejores conjuntos de toda la región patagónica. Fotos: Cristian González.