Así lo afirmó el presidente del puerto, Nestor Lagraña. Con respecto a la temporada anterior en la que hubo 395 recaladas, hay un crecimiento de entre un 15 y un 20%.

“Vamos a tener más barcos que disponibilidad de amarre. Vamos a trabajar para ver si podemos reducir esos 5 días que tenemos complicados, no es fácil porque tienen los paquetes turísticos con fechas que tiene que respetar, pero la semana que viene nos queda una reunión pendiente para dejar todo preparado para las complicaciones que podamos tener los primeros días de enero”, dijo Lagraña por FM Aire Libre.

Con respecto a la ampliación del muelle, el funcionario adelantó que para fin de año ya estará finalizado el pliego técnico. “En este análisis pedimos un estudio de cálculo, logramos contactar a la empresa que hizo el cálculo original en el muelle, tenemos que reforzar la estructura actual, para que pueden amarrar buques más grandes. Los buques de 300 mts de eslora siempre van a tener problemas con la estructura actual”.

Lagraña fue consultado sobre la posibilidad de reubicar los contenedores, y dijo que “hoy se agilizó mucho la operatoria y nuestra plazoleta está vacía, independientemente que la carga bajó. Pero la plazoleta de contenedores tiene que existir. Se solucionará el día que se separen las actividades, con un muelle para carga y pesca y por otro lado, una buena terminal de cruceros, pero hoy tenemos esa imposibilidad”.