El gobernador Gustavo Bordet fue el candidato más votado en las elecciones primarias de Entre Ríos y quedó posicionado para lograr la reelección. El mandatario entrerriano, con el apoyo de todos los sectores del peronismo consiguió el 58,15 por ciento de los votos y dejó muy atrás a su principal competidor, el postulante de Cambiemos Atilio Benedetti, que contó con el apoyo del presidente Mauricio Macri, y sacó el 33,65 por ciento.

La elección no le dio buenas noticias al gobierno nacional, que esperaba romper una racha negativa de malos resultados electorales en Neuquén, Chubut, San Juan y Río Negro y también en las internas de La Pampa. En Paraná, el candidato de Cambiemos, Sergio Varisco, denunciado por su relación con el narcotráfico, quedó en riesgo de perder la intendencia ante un peronismo unificado.

Con excepción del Partido Socialista, todos los espacios presentaron listas únicas a nivel provincial, por lo que las elecciones primarias dieron una suerte de foto de lo que serán las generales del 9 de junio. La participación fue alta, según difundió el gobierno provincial: llegó al 79,64 por ciento. Se trató de la primera contienda que enfrentó a Cambiemos con el peronismo sin partidos provinciales que tercien con chances en la disputa del poder.