Se trata de adjudicatarios de terrenos del barrio Los Cisnes, quienes habían accedido a un convenio con el IPV donde se comprometía a construir dúplex  con fondos nacionales en tierras cedidas por la ciudad.

“Ante los continuos incumplimientos, demoras y trabas del IPV, se tomó la decisión política de dar por concluido el convenio y reintegrar a estos vecinos un terreno para que puedan construir su vivienda”, manifestó el subsecretario de Participación Ciudadana, Federico Greve.