El alerta del ministerio fue por una cadena de mensajes que circuló durante la mañana pidiendo que se envíen fotos de los establecimientos para un informe apócrifo a “realizarse en C5N”.

“Estamos buscando el origen de estos mensajes. Pero más allá de eso, queremos alertar sobre lo que está ocurriendo a la enorme comunidad educativa que quiere que las cosas funcionen y que las escuelas estén en condiciones”, dijo el ministro de Educación, Diego Romero.

Y agregó que “estamos frente a casos que son marginales pero que no podemos permitir que ocurran. Cuando se destruye una escuela, se está destruyendo el patrimonio de todos. La provincia está haciendo un esfuerzo grande para que las escuelas estén en condiciones y no vamos a permitir que una banda de violentos destruyan el patrimonio educativo”.

Romero pidió “a todos los docentes y personal de la educación que cuidemos las escuelas. Estoy recorriendo las escuelas de la provincia y los mismos docentes me alertaron de esta situación, por eso prefiero hacerlo público, para evitar que ocurran. La gran mayoría cuida las escuelas y quiero destacar porque todos somos responsables de cuidarlas”.

 

 

Fuente: Ushuaia Noticias