Este mediodía, en el polideportivo Carlos Margalot, se llevó a cabo el acto por el aniversario 98 de la ciudad. “Es mi último acto como intendente, pero no como vecino, voy a seguir acompañando desde otro lugar de servicio. Más allá de eso hoy es el día en que nosotros tenemos que desearle lo mejor a nuestra ciudad”, dijo Gustavo Melella en su discurso.

Y mencionó que “a veces protestamos por la nieblina, que no vienen los vuelos, por la nieve, el hielo, por los días largos, por los días cortos, todos protestamos, pero cuando es el cumpleaños tenemos que desear lo mejor y tenemos que dar gracias”.

“Somos una ciudad de paz, de gente buena, habrá alguno que por ahí se manda alguna”, dijo Melella, y reiteró que la ciudad “que nos recibió es una tierra de oportunidades, incluso hoy, que tantos vecinos la pasan mal por la pérdida del empleo, pero que sin embargo la esperanza está, y la ciudad nos demostró que siempre salió adelante y sigue creciendo”.

“Tenemos que cuidar a nuestros abuelos, por eso hoy demos gracias por la ciudad hermosa que tenemos, por la gente buena que tiene, eso no lo tenemos que perder, demos gracias siempre por una ciudad que no te deja tirado y te da la posibilidad de estar mejor”, manifestó Melella.

Y agregó que “en este tiempo, que sentimos el compromiso y el cariño por la ciudad, les pido que tengamos lo mismo por nuestro nuevo intendente, que hay que acompañarlo mucho también”.

En el acto, el intendente le entregó el libro del centenario al intendente electo, Martín Pérez. Según Melella, el libro es el resultado de una propuesta que se hizo desde el municipio algunos años atrás, a todos los sectores, para que propongan qué ciudad querían al momento de cumplir los 100 años, y de la que participaron más de 500 vecinos.

“Ahí se elaboraron los objetivos del centenario, por ejemplo, que ningún vecino nuestro no sepa leer y escribir, hablamos de derecho y de inclusión, del empleo, medio ambiente, de la industria, de la solidaridad y la paz. Sencillamente, este librito, con un escudito que nos distingue a todos los municipales, se lo quiero entregar a Martín para que reciba el cariño de la ciudad”, explicó Melella.