El proyecto, financiado con fondos del BID, será aplicado en seis provincias del país con un diseño particular en cada caso. Tendrá una inversión de $16 millones y un plazo de ejecución de 10 meses.

El presidente del IPV, Gustavo Vázquez, adelantó que las viviendas, cuya construcción comenzaría en febrero, serán evaluadas por el IPV y el INTI, donde “ya fueron seleccionadas las familias las cuales tendrán que hacer un informe del comportamiento climático de las viviendas”.

Para ello, las familias que pertenecen al registro de demanda general “van a recibir una capacitación para poder colaborar con la información que necesite el IPV y el INTI”, dijo Vázquez por Fm Master´s.

Respecto a las características de las casas, explicó que utilizarán una combinación de paneles fotovoltaicos y del sistema tradicional. Además, en algunas se realizará la reutilización de las aguas.

“Los materiales constructivos se pueden adquirir acá y 8 de las 16 van a tener un cerramiento total donde el techo no va a estar separado de la estructura de la casa” dijo Vázquez.

Las viviendas estar distribuidas en el sector del Río Pipo.

“Hace meses tenemos listo el proyecto y ahora nos dieron el visto bueno del dinero para poder salir a licitar esta obra” finalizó el presidente del IPV.