A través de la resolución 521/2019 , la Secretaría de Energía dispuso “diferir” el ajuste semestral de los cuadros tarifarios del gas, que estaba previsto para el 1 de octubre. El aumento se hará lejos de la fecha de las elecciones, recién el 1 de enero.

El Gobierno justificó que las subas para los usuarios «en las actuales circunstancias macroeconómicas podrían generarse efectos adversos en materia de reactivación del consumo y de la actividad económica en general”.

Por eso resolvió que “el ajuste semestral de los márgenes de transporte y distribución previsto a partir del 1º de octubre de 2019, para el 1° de enero de 2020, oportunidad en la cual se aplicará el valor correspondiente al índice de actualización inmediato anterior disponible”.

El aumento del gas estaba previsto en dos partes. El primero fue del 29 por ciento en abril y el segundo debía darse en octubre, pero ahora se hará recién a comienzos del año que viene.

En la resolución publicada en el Boletín Oficial se aclara que el Estado Nacional no puede «hacer frente a la compensación» por diferir el aumento debido a que «se encuentra llevando adelante un programa de convergencia al equilibrio fiscal».