El obrero que en medio de una actividad oficial le reclamó al Presidente “haga algo”, en referencia a la dura situación que atraviesan los trabajadores como consecuencia de las políticas de ajuste, contó que tras la difusión del video, funcionarios del Gobierno fueron a su domicilio para averiguar si pertenecía a algún partido político.

«El Presidente me mandó un equipo a mi casa», contó Dante Guari, el trabajador de la obra, quien sostuvo que “tenía muchas cosas para decirle”, en relación a los problemas económicos que padecen los trabajadores. “Él se comprometió a hacer muchas cosas y no las está haciendo», se quejó el obrero.

El video que protagonizó Dante se viralizó rápidamente en las redes sociales porque dejó en evidencia al aparato propagandístico del Gobierno, que procura siempre un grupo de obreros bien vestidos, con sus mamelucos y cascos relucientes, como telón de fondo para cualquier inauguración o recorrida oficial. Ese 26 de febrero, Dante surgió de entre los obreros para la foto e increpó al presidente: “No me importa el Gobierno pasado, haga algo”, apuntó.

Al día siguiente, Dante no fue a trabajar. En un primer momento circuló que la constructora lo había suspendido por su impertinencia. Luego se supo que en realidad la ausencia se debió a que un grupo de empleados de Presidencia habían ido hasta su casa para conocerlo. «Yo sentí que me vinieron a ver porque capaz creyeron que era de un partido político e investigaron», dijo en diálogo con radio Metro.

«Tenía muchas más cosas para decirle a Macri y a su equipo. Se comprometieron con muchas cosas que no están haciendo”, sostuvo el trabajador y agregó: «Veo realidades. Gente que está mal, a este Gobierno no le interesa nada. Quiero que hagan cosas para los trabajadores que somos los más perjudicados».

Dante contó que esos mismos funcionarios le pidieron que grabara el audio donde decía que no había sido sancionado por la empresa. El trabajador contó más de esa visita a su domicilio. Fueron a ver cuál era mi situación. Yo no pedí nada para mí. Quería que entiendan que las cosas no están bien», contó.

En su descargo contra el Gobierno, el obrero también criticó a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires a quien acusó de “sacarse fotos bonitas” para las elecciones. «Ellos dicen que ponen plata para hacer obras y obras, pero no veo nada», opinó sobre la gestión de Cambiemos, a quienes tildó de tener “cara de fierro” porque no les importa la realidad.