La Superintendencia de Servicios de Salud reglamentó a través de la resolución 1277/19 los Planes de Cobertura Parcial (PCP) que ofrecerán las prepagas y estableció el procedimiento administrativo respecto de la presentación de las solicitudes que deberán efectuar las empresas de medicina prepaga.

La medida habilita a las compañías a ofrecer servicios a precios más bajos que los pactados en los planes tradicionales para tratar de detener la sangría de afiliados. En lo que va del año, las prepagas recibieron autorización para aumentar sus cuotas en cinco oportunidades: 5 por ciento en febrero, 7,5 en marzo, 5,5 en julio, 6 en agosto y 6 por ciento en septiembre.

El Gobierno autorizó en junio a las empresas de medicina prepaga a ofrecer planes parciales de cobertura ambulatoria o de internación, que no garantizan la cobertura del ciento por ciento de las prestaciones médicas. La decisión se tomó a partir de la Disposición 900/19 de la Superintendencia de Servicios de Salud. Ley 26.682 de medicina prepaga establece en su artículo 7 que las empresas deben garantizar como mínimo el Programa Médico Obligatorio y el Sistema de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad previsto en la Ley 24.901 y sus modificatorias. A su vez, la norma dispuso que las prepagas sólo pueden ofrecer planes de coberturas parciales en servicios odontológicos exclusivamente; servicios de emergencias médicas y traslados sanitarios de personas.

La ley explicitó también que la autoridad de aplicación puede proponer nuevos planes de coberturas parciales a propuesta de la Comisión Permanente prevista en el artículo 6 de la norma. A partir de esa posibilidad, se elevó para la consideración de la Comisión Permanente una propuesta elaborada por Swiss Medical a fin de incorporar nuevos tipos de cobertura parcial a los que la empresa bautizó como «Ambu 1», «Ambu 2» e «Inter 1».

La Comisión se reunió el 3 de junio, analizó la propuesta y decidió recomendar la aprobación en general de los tipos de planes presentados, quedándole el análisis y aprobación de los reglamentos y términos específicos de los mismos a la Superintendencia de Servicios de Salud, entidad que dio luz verde a los nuevos planes de cobertura parcial, los cuales si bien fueron propuestos por Swiss Medical tendrán alcance para todo el sector.

Los nuevos planes incluyen consultas médicas, medicamentos, estudios y prácticas de baja complejidad y estudios y prácticas de alta complejidad, y también emergencias médicas en domicilio y guardia, internación clínica y quirúrgica y medicamentos en internación.