Durante su visita a la obra pública que lleva adelante el gobierno provincial en Río Grande, la gobernadora Rosana Bertone también habló de política y afirmó que adelantar las elecciones, como lo están haciendo algunas provincias, “no está en mi mirada”.

“Estamos en un proceso de dialogar con todos y hemos avanzado con actores de nuestro partido en la provincia. Es difícil lograr los consensos, pero vamos a hacer el máximo esfuerzo, como la unidad del 2015 que nos permitió ganar”, aseguró Bertone.

Y dijo que cada vez que al justicialismo le tocó gobernar la provincia “siempre tuvimos un gobierno nacional en contra. Yo tengo un viento en contra terrible para gestionar esta provincia”.

“Hay que estar cercano a la gente, gestionar, tener empatía. Venimos de perder en distritos que son clave. Tenemos que recuperar Santa Fe, y sería muy importante recuperar la provincia de Buenos Aires”, opinó la gobernadora, también presidenta del partido Justicialista local.

Bertone se refirió a la campaña del gobierno nacional contra “los últimos 70 años de la Argentina”, y manifestó que “fue una aberración que un presidente de la nación diga eso. No creo que los últimos 70 años de la argentina fueron malos, como dice Macri, estoy convencida de que hubo muchas cosas que se han hecho bien”.

Y llamó a “tener un proyecto de nación”. “Como justicialistas vamos a poder recuperar el país si encontramos un líder que piense el país en su conjunto”, afirmó Bertone.

La mandataria también fue consultada por la crisis en la industria fueguina, y dijo que mantuvo reuniones con Antonio Caló, dirigente de la UOM, donde se habló de la gravedad de la industria: “no hay consumo, las familias no compran”, dijo Bertone.

Y afirmó que “queremos sostener los puestos de trabajo. Pero hay cuestiones que pueden tener solución, pero con otras es muy difícil por la apertura de las importaciones”.