Lo adelantó Ernesto Alonso, Secretario de DDHH del CECIM La Plata, en relación a la nueva ruta de vuelos autorizados por el Gobierno Nacional que comunica las Islas con el aeropuerto de San Pablo, Brasil.

La Cancillería Argentina anunció oficialmente un acuerdo con el Reino Unido para que la empresa LATAM opere un servicio aéreo adicional a las Islas Malvinas, que tendrá dos escalas mensuales en territorio continental argentino.

«La frecuencia acordada consiste en la realización de un vuelo semanal entre San Pablo e Islas Malvinas, con dos escalas mensuales en Córdoba, una en cada dirección, donde podrá embarcar y desembarcar pasajeros, carga y correo», explicaron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto mediante un comunicado.

Este segundo vuelo semanal se suma al viaje regular que cada siete días realiza la aerolínea LATAM desde 1999, entre la ciudad chilena de Punta Arenas y el archipiélago ocupado por el Reino Unido desde 1833, con dos escalas mensuales en Río Gallegos, una en cada dirección.

La medida cautelar del CECIm será presentada el próximo lunes, con el objetivo de dejar sin efecto el decreto del Gobierno.

“El corazón industrial de Brasil (San Pablo) produce insumos para el petróleo, con esto les damos a los británicos una conexión directa para la adquisición de logística”, dijo Ernesto Alonso por FM Del Pueblo.

Y agregó que “se ha permitido a dar elementos para que los británicos tomen la iniciativa en el atlántico sur. Luego de la reunión con Teresa May, el gobierno británico reiteraba a Argentina que tenía que empezar a cumplir con el acuerdo Foradori-Duncan. En ese acuerdo se plasmaba que Argentina iba a posibilitar el desarrollo económico, en comunicaciones, pesca e hidrocarburos”.

Alonso explicó que el acuerdo Foradori Duncan no pasó por el Congreso ya que “el gobierno hizo todo lo posible para que no pase. La diputad nacional Elisa Carrió fue una de las responsables, en ese momento era presidenta de la comisión de relaciona exteriores, y se opuso a los pedidos de la oposición que tenía que pasar por el parlamento nacional”.

“Vemos cómo se van cumpliendo las fases del acuerdo, los fueguinos sufren en carne propia porque se entrometen en intereses que los incumben. Les han permitido a las empresas que operan en la cuenca Malvinas en forma ilegal, que operen en la cuenca que nos pertenece en la plataforma continental legítima, que no están en disputa, algo que viola la ley de hidrocarburos”, dijo Alonso.

“Lo único que genera son mejor logística para obtener mejores beneficios para la explotación de nuestros recursos, y la fase final es la proyección hacia la Antártida”, aseguró Alonso.