La inflación es, históricamente, uno de los temas que mayor preocupación genera en la Argentina, y este 2018 no fue la excepción, ya que terminaría con un avance del 47,5% según estimaciones del mercado.

Lo distintivo para este año fue: el fuerte incremento de las tarifas de los servicios públicos, los pasajes y los alimentos, en un contexto donde se comenzó a desarmarse el esquema de subsidios y el dólar avanzó un cerca de un 100% en el año.

Considerando datos sólo hasta septiembre, lo más evidente fue la pérdida de poder adquisitivo de casi 14 puntos porcentuales (teniendo en cuenta que la inflación acumulada llegó ese mes a 32,5% y los salarios, al 18,6%).

De confirmarse el pronóstico del mercado, también habrán perdido contra la inflación el Salario Mínimo, Vital y Móvil (+27,5% en 2018) y las jubilaciones (+29%), con el consecuente achique del bolsillo para estas personas.

Inflación

Sólo hasta noviembre, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un avance del 43,9% en comparación con igual período de 2017 informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Los rubros que más se encarecieron en los primeros 11 meses del año: Transporte (+63%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (49%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (47%).

Desde el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), asimismo, indicaron que la inflación sobre los salarios registrados llegó al 40,9% en los primeros diez meses. De esta manera, 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016.

Salarios

El índice de salarios del total registrado muestra un crecimiento del 18,6% acumulado hasta septiembre (último dato disponible) según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). En ese período, los salarios de los trabajadores registrados subieron un 20% (en el sector privado la suba fue del 20,5% y en el público, del 19,1%) mientras que los sueldos de los trabajadores no registrados avanzaron un 13,5%.

Jubilaciones

El 2018 comenzó con la entrada en vigencia de la Ley de Reforma Previsional, que estableció una actualización trimestral en base a un sistema combinado entre la variación de la inflación (en un 70%) y del aumento salarial promedio (un 30%).

Fue en medio de la denuncias de la oposición, que consideraba que la nueva norma generaría un recorte de hasta 100.000 millones en el monto destinado a los jubilados y pensionados.

En el marco de este nuevo cálculo, los beneficiarios tuvieron un aumento de casi el 29% durante este año, al pasar el haber mínimo jubilatorio de $ 7247 en diciembre de 2017 a $ 9.309 este mes. Fueron en total cuatro incrementos.

Consumo interno

La pérdida del poder adquisitivo llevó, como es lógico, a una retracción en el consumo interno. Las ventas en shopping, en este sentido, sufrieron en septiembre su caída más fuerte, cuando la Encuesta de Centros de Compras arrojó un desplome del 15%. Se trató de la tercera baja consecutiva.

El pico de mayor alza se registró en marzo, cuando el indicador avanzó un 16,2%. En el acumulado anual se registra un mínimo avance del 3,1%.

En tanto, las ventas en supermercados y autoservicios mayoristas retroceden un 0,2% a precios constantes. Mientras que, en septiembre, cayeron casi un 12% promedio en el año, según datos últimos datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Censos). El mejor mes fue marzo cuando el indicador avanzó un 9,5% y el peor, septiembre cuando bajó un 7,9%.

 

 

 

 

 

Fuente: Ambito.com