YPF aumentó este domingo sus naftas un 4,5% y el gasoil un 4,89%.

Los aumentos reflejan el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento al impuesto al combustible líquido (ICL) y el impuesto al dióxido carbono (IDC), el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent.

Desde YPF anunciaron que sus precios “siguen siendo de los más bajos de la región, tanto en naftas como en gasoil”.

“En un marco de volatilidad de las variables que determinan el precio de los combustibles, YPF ha venido buscando adecuar dinámicamente sus precios en los últimos meses, a fin de atenuar el impacto de los aumentos en el consumo de naftas y gasoil: el mercado ha sufrido una baja del -6,3% durante el último semestre”, informaron.

La primera petrolera en aumentar sus combustibles fue Shell, que anunció un aumento del 9,5% promedio en sus combustibles en todo el país.