“La Ley Micaela es esencial y es una decisión política del gobierno nacional llevada adelante por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, de llegar a cada funcionario y funcionaria del país, en este caso, a senadores y senadoras quienes tenemos la responsabilidad de sancionar las leyes con el compromiso de achicar las desigualdades y erradicar la violencia de género”. 

El encuentro se llevó adelante en el salón azul del Senado de la Nación y contó con la exposición de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elisabeth Gómez Alcorta y la socióloga Dora Barrancos, quienes hicieron un recorrido histórico, legal y legislativo frente a senadores y senadoras. 

En este sentido, la senadora del Frente de Todos, dijo que: “Fue muy valioso el detalle de cada ley sancionada a lo largo de la historia que refirió la ministra Gómez Alcorta, y a la vez, el recorrido histórico de cómo nos atravesó el patriarcado a las mujeres dentro de la sociedad, que realizó Dora Barrancos, fundamental para el trabajo que nos toca en el Senado y en la representación en las bancas de mujeres de todo el país”. 

A la vez, sostuvo que: “Es imprescindible como funcionarios y funcionarias capacitarnos, saber cuáles son los municipios y provincias adheridos a la Ley Micaela y sobre todo, profundizar las políticas de género”. Y agregó: “Celebro que los municipios de Ushuaia y Río Grande hayan sido pioneros en la adhesión de la ley”. 

Duré, identificada con la lucha por los derechos de la mujer en la provincia, también resaltó: «Estamos ante un cambio de época, y ante un momento histórico; nos toca comprender que el patriarcado es una construcción cultural y nuestro deber es legislar para todas las mujeres y las diversidades, para que dejen de matarnos”.

La Ley Micaela establece que todas las personas que se desempeñan en la función pública, deben capacitarse en los tres poderes del Estado, cualquiera sea su nivel o jerarquía.