El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió de Washington y se reunió con el presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos para ponerlo al tanto de los condicionamientos que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le exigió a la Argentina para otorgarle el préstamo Stand-by.

Esta tarde se reúne la “mesa chica” del Gobierno donde se discuten algunos de los puntos de la deuda que el jefe de Estado está dispuesto a tomar.

La reunión en la que también estuvo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tuvo lugar al mediodía. Dujovne dio los detalles de su encuentro en la capital estadounidense con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Este encuentro tuvo el espaldarazo del gobierno norteamericano  quien le manifestó a Dujovne su apoyo «al programa propuesto» al organismo para «para incentivar el crecimiento y las reformas del mercado».

También hubo señales positivas del gobierno chino sobre la negociación mediante una carta personal del presidente chino Xi Jinping al presidente Macri, en la que el mandatario oriental «hace un muy decidido apoyo a las medidas y a la gestión ante el Fondo Monetario», según l embajador en aquel país, Diego Guelar.

Ayer, Dujovne afirmó que la decisión de ir en busca una nueva alianza financiera con FMI «ayudará a lograr una Argentina que crezca de manera sostenida y siga avanzando hacia el desarrollo, cuidando a todos los argentinos, especialmente a los que menos tienen».