Según publica hoy el diario Ámbito Financiero, y en base a la consulta realizada a especialistas respecto a qué sería mejor, teniendo $ 50.000 para invertir, comprar dólares o realizar un depósito a plazo en pesos; entre las respuestas obtenidas, la recomendación que expuso un alto funcionario del Banco de la Provincia de Córdoba (Bancor) fue hacer                “mitad y mitad, invierto $25.000 en un plazo fijo y paso los $25.000 restantes a dólares”, explicó.

“Las tasas son altas y representan una oportunidad de utilidad muy importante porque si el dólar se queda quieto, el rendimiento siempre será bueno, ahora bien, digo la mitad porque el dólar está bajo y se encuentra prácticamente en su piso, por lo que, su tendencia es subir, y a pesar de que a lo mejor no sube mucho, de hacerlo más de un 3%, uno pierde parte de lo que tiene en pesos, sin embargo, aplicando esta estrategia recupera su capital a partir de los $25.000 que pasó a dólares”, agregó.

Una tercera opción, los plazos fijos UVA

Existe una alternativa a los plazos fijos en pesos tradicionales, se trata de los que se realizan en UVA`s (Unidades de Valor Adquisitivo) los cuales muestran ser, según los números publicados, una de las opciones favoritas de los argentinos en este momento, ya que, los depósitos en esta modalidad prácticamente se triplicaron entre enero y octubre por ser una buena solución ante la pérdida del poder adquisitivo del peso por la fuerte devaluación.

Los plazos fijos en UVA´s funcionan de la siguiente manera: la inversión realizada en pesos es transformada a UVA y cuando este vence, la entidad paga al cliente el equivalente a la cotización de la UVA en el momento en que se cumple el plazo de inversión. Como esta unidad se ajusta en base a la inflación, nunca pierde valor frente a la misma protegiendo, por lo tanto, el poder adquisitivo de los pesos depositados por el ahorrista, a su vez, los bancos pagan un interés adicional que oscila entre el 0,5% y el 1% sobre el monto de depósito. 

Consejos útiles antes de invertir en un plazo fijo en pesos 

1. Invertir a corto plazo si es posible no mayor a los 90 días. De esta manera se dispone más rápido de liquidez, lo que le dará mayor flexibilidad ante una suba o caída fuerte del dólar.

2. No dejar de analizar las ofertas que puedan tener las cooperativas financieras que suelen pagar mejores intereses que los bancos más reconocidos. Un ejemplo de esto es el plazo fijo ofrecido por COMAFI que está pagando, al día de la fecha, 54% de interés.

3. Otra alternativa a tener en cuenta son los plazos fijos en pesos disponibles en plataformas web como Afluenta, Sesocio.com o Crowdium, entre otras, ya que, estas están aplicando una TNA mucho más alta que los bancos, siendo estas del 78,3%, 69% y del 59,28% respectivamente.

4. Realizar una inversión a plazo fijo en pesos en un banco en el que ya tiene una cuenta de ahorros es ventajoso porque le permite emplear la modalidad de plazo fijo electrónico que paga tasas muchos más altas que uno realizado en una sucursal, un ejemplo de esto es el Nación que por una inversión de $50.000 a 90 días aplica un interés del 20,5% para quienes lo hagan por sucursal y del 48,51% para los ahorristas que inviertan desde el Home Banking mediante transferencia.

5. Si decide invertir en un plazo fijo en UVAs, compare las ofertas para saber que entidades aplican un mayor interés, recuerde que existen algunas que pagan 0,5% y otras que llegan a abonar hasta un 1%.

6. Ya sea que invierta los $50.000 o una parte de los mismos es bueno que sepa que el gobierno lo respaldará a través de Fondo de Garantía de Depósitos que responde en caso de insolvencia de la entidad en la que realizo el depósito.

Fuente: Ámbito Financiero