Los trabajadores de la educación privada han visto peligrar sus puestos de trabajo con el traspaso de alumnos hacia las instituciones públicas, empujados por la crisis, la desocupación y congelamiento salarial. En este marco desde el gremio que los agrupa reclaman ser parte de la mesa de discusión salarial y que se contemple el principio de a igual salario, igual remuneración.

Si bien el sindicato tiene las oficinas en Ushuaia, los docentes privados de  Río Grande pudieron evacuar sus dudas con la presencia de representantes del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP). La secretaria de Prensa y Educación Gabriela Moreira explicó que estuvieron atendiendo las inquietudes de los docentes en las instalaciones del CGP Padre Zink, tuvo que ver con la intención de “acercar un poco a los compañeros y las compañeras de Río Grande la organización, más allá de que el año pasado estuvimos viniendo en distintas oportunidades y que mantenemos contacto en forma permanente porque muchos y muchas se comunican a través de la página de Facebook”.

La presencia del sindicato es importante porque en la ciudad hay muchos colegios privados y las problemáticas son diferentes y complejas. “En función de eso queremos acercarnos, para poder tener presencia en las diferentes instituciones y de a poco ir acercando el sindicato a los trabajadores y las trabajadoras” manifestó la dirigente gremial aunque aclaró que a veces los docentes tienen resquemor cuando se habla de una organización gremial “por eso la idea es contarles cuál es nuestro trabajo. Somos un sindicato que hace 70 años que existe en la Argentina y vinimos a Tierra del Fuego hace ya bastante tiempo. El año pasado pudimos conformar una comisión que está ordenando todas las cuestiones y es absolutamente necesario tener presencia y voz de los trabajadores y las trabajadoras de Río Grande, como de toda la provincia”.

En este sentido Moreira remarcó que como docentes privados tienen una relación de dependencia con los empleadores, como cualquier trabajador privado, y tienen la misma estabilidad laboral. “Esa es una gran diferencia entre un docente que trabaja en una escuela privada y el que lo hace en una estatal. Independientemente de eso, todos formamos parte del mismo sistema educativo; nosotros somos docentes de escuelas públicas de gestión privada, pero por otro lado, el año pasado que se dieron tantos paliativos, bonos fue muy complejo” y como organización gremial se complicó “lograr que todas las instituciones dieran esos aumentos y esas sumas no remunerativas a los docentes. Hubo mucho conflicto con eso en las distintas oportunidades que se otorgaron esos bonos, mientras los trabajadores del Estado los cobraban en forma automática una vez que se emitían los decretos. Para nosotros fue toda una lucha que los empleadores los reconozcan”.

Por otro lado la dirigente gremial informó que están reclamando ser incorporados a las mesas de discusión salarial y que le solicitaron  “al gobierno en la provincia de Tierra del Fuego que nos incorpore a la mesa de discusión salarial, encontramos que somos un gremio que tiene personería jurídica en todo el país y estamos habilitados para ello” y mencionó que “nuestros compañeros en otras provincias participan de las discusiones salariales, pero en Tierra del Fuego todavía no somos reconocidos. Para poder participar planteamos esto, porque el Estado si bien no es directamente quien nos abona los sueldos el fondo que pone es la base de nuestro salario. Es el propio Estado quien pone la base nuestro salario, según la Ley de Educación Privada, por eso debemos cobrar como mínimo lo mismo que los docentes en la escuela pública siguiendo el precepto de igual trabajo igual remuneración”.

Moreira se refirió también al éxodo de estudiantes que hay en varias instituciones del ámbito privado, a raíz de la situación económica que se atraviesa. Dijo que emigran desde el sector privado a la escuela pública y señaló que también se refleja la crisis en la pérdida de puestos de trabajo. “Eso hace que muchos decidan sacar a sus hijos de las escuelas privadas y que vayan al sector público. Por otro lado hay pérdida de puestos de trabajo también, hay bajas de cargos y reducción del personal en diferentes instituciones.  Cierre de algunos cursos, no reincorporación de ciertos docentes teniendo en cuenta que hay docentes que pierden su trabajo en diciembre y luego son recontratados en febrero o marzo y en muchos casos no se los está convocando”.