El día Mundial de la Radio fue proclamado en 2011 por los Estados Miembros de la UNESCO y adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2012 como Día Internacional, el 13 de febrero se convirtió en el Día Mundial de la Radio.

La radio es un medio de comunicación poderoso para celebrar la diversidad humana y constituye una plataforma para el discurso democrático. A nivel mundial, la radio es el medio más consumido.

Esta capacidad única de llegar a la más amplia audiencia significa que la radio puede dar forma a la experiencia de la diversidad de una sociedad, ser un escenario para que todas las voces se expresen, estén representadas y sean escuchadas.

Las estaciones de radio deben servir a comunidades diversas, ofrecer una amplia variedad de programas, puntos de vista y contenidos, además de reflejar la diversidad de audiencias en sus organizaciones y operaciones.

Origen

El Consejo Ejecutivo de la UNESCO recomendó a la Conferencia General que se proclamara el Día Mundial de la Radio, sobre la base un estudio de viabilidad realizado en 2011 por la UNESCO en respuesta a una propuesta de España.

Se realizó un amplio proceso de consulta dirigido a las asociaciones de medios de radiodifusión; las emisoras públicas, estatales, privadas, comunitarias e internacionales; los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas; las organizaciones no gubernamentales relacionadas con el tema; las universidades , las fundaciones y los organismos bilaterales para el desarrollo, así como las Delegaciones Permanentes y las Comisiones Nacionales de la UNESCO.

El 91% de las respuestas apoyaba el proyecto. El impulsor del proyecto, la Academia Española de la Radio, recibió el respaldo de las distintas partes interesadas, entre otros, los principales organismos de radiodifusión internacional, los sindicatos y las asociaciones de radiodifusión.

La Directora General de la UNESCO propuso la fecha del 13 de febrero, día en que se creó Radio Naciones Unidas, en 1946, para conmemorar el Día Mundial de la Radio.

El 14 de enero de 2013, la Asamblea General aprobó formalmente la proclamación de la UNESCO del Día Mundial de la Radio, en su 67º período de sesiones de la Asamblea General con la resolución A/RES/67/124.

Un día dedicado a la radio

Los objetivos de la jornada son concienciar al público y a los medios de comunicación acerca de la importancia de la radio; alentar a los encargados de tomar decisiones a crear y ofrecer acceso a la información a través de la radio; así como mejorar las redes y la cooperación internacional entre los organismos de radiodifusión.

Mensajes

Secretario General de la ONU:

La radio une a la gente. En esta época en que los medios de comunicación evolucionan con rapidez, la radio conserva su lugar especial en cada comunidad como fuente accesible de noticias e información.

Pero la radio también es fuente de innovación: fue pionera en dar la palabra a la audiencia y emitir contenido creado por los usuarios varias décadas antes de que se generalizaran esas técnicas.

La radio ofrece una diversidad maravillosa en sus formatos, en sus idiomas y en los propios profesionales de la radio.

Ese es un mensaje importante para todo el mundo. En nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer frente a la crisis climática, la radio puede desempeñar una función clave como fuente tanto de información como de inspiración.

En este Día Mundial de la Radio, reconozcamos el poder perdurable que tiene la radio para promover la diversidad y contribuir a construir un mundo más pacífico e inclusivo.

— António Guterres

Celebraciones en el 2020

En el Día Mundial de la Radio 2020, la UNESCO realizó un llamado a las emisoras de radio para que defiendan la diversidad, tanto en su sala de redacción como en las ondas.

Se establecieron 3 subtemas principales:

  • Abogar por el pluralismo en la radio, de modo que haya una combinación de medios públicos, privados y comunitarios.
  • Fomentar la representación en la sala de redacción, donde los equipos estén integrados por diversos grupos de la sociedad.
  • Promover la diversidad de los contenidos editoriales y los tipos de programas para que reflejen la variedad de los públicos.