Así lo afirmó el titular de la UTA, Roberto Fernández. «Si las provincias no acatan las medidas, si el día 11 no pagan, vamos a parar», señaló.

En declaraciones radiales, Fernández explicó que «estamos en medio de un conflicto porque nosotros habíamos acordado un salario nacional y ahora nos encontramos con que los empresarios no quieren pagar porque manifiestan que los gobernadores no les dan el subsidio correspondiente y ellos no pueden hacerse cargo del salario».

Y agregó que «nosotros logramos una recomposición salarial y ahora es responsabilidad de ellos cumplirla».

Es por eso que dio el ultimátum hasta el 11 de julio. «Si no pagan ese día, vamos a parar», señaló. Además confirmó que en Capital y Gran Buenos Aires no habrá medidas de fuerza porque ya están en plena negociación para solucionar el conflicto.