Así lo afirmó el secretario general de la UOCRA, Julio Ramírez, luego de que la empresa pusiera en venta sus activos para pagar los sueldos adeudados desde enero, por los trabajos en la obra del Plan mejoramiento de Barrios en la margen sur, a cargo del IPV.

“La empresa está media quebrada, no tiene recursos, puso en ventas sus máquinas y un terreno y logró vender algo”, dijo Ramírez por FM Del Pueblo.

Ayer hubo una reunión entre los responsables de SITRA y autoridades del sindicato, donde se habrían comprometido a hacer un adelanto de sueldo. “El lunes, cuando termine de cobrar un cheque que le dieron les va a pagar a los compañeros”, dijo Ramírez.

El dirigente sindical también afirmó que los días de marzo en los que la obra estuvo parada, también serán remunerados, pero que no van a continuar con la obra.

Según Ramírez, “el IPV no debía nada, este es un tema de la empresa, que cobró parte de la obra y no le pagaron a la gente, no sé que habrán hecho con la plata. Los compañeros confiaron en la empresa, porque son gente de muchos años, pero llegó un momento en que la gente no aguantó más”.