Por Yolanda Dips.

La Asociación de Personal Aeronáutico (APA) denunció que, producto de la pésima decisión operativa del grupo Aerolíneas Argentinas-Austral, esta ciudad se ha visto perjudicada en cuanto a cantidad de plazas disponible, y volumen de carga. Además, como el aeropuerto de Ushuaia “no opera” en horario nocturno, ante cualquier contingencia, los vuelos a Río Grande deben regresar a Río Gallegos, Comodoro Rivadavia o directamente a Buenos Aires.

En un comunicado de prensa la entidad sindical detalló las múltiples complicaciones y perjuicios derivadas de la decisión empresarial adoptada en 2018 y que se mantiene a la fecha. “La empresa dejó de operar con aviones “Boieng 737” con capacidad para 128/170 pasajeros para operar con aviones “Embraer 190” con capacidad para 96 pasajeros y mucha menor capacidad de bodega”.

Desde APA se señaló además que el aeropuerto de Ushuaia “no opera” en horario nocturno, “por lo que, ante complicaciones meteorológicas, los vuelos a Río Grande son derivados a Río Gallegos, o Comodoro Rivadavia, y hubo casos en que directamente regresaron a Buenos Aires”.

El gremio aeronáutico también se refirió a la “inoperabilidad del aeropuerto de Río Grande cada vez que hay vientos del sector E-NE al no estar balizadas las montañas cercanas, y denuncia la falta de balizas, luces de Rabit para habilitar el sistema AWOS, falta de soporte remoto de sistemas durante el horario nocturno”. Por lo señalado, la entidad sindical presentó informes a las autoridades provinciales, municipales, y del ámbito legislativo nacional.