Una sorprendente situación se vivió en horas de la tarde del miércoles, donde personal de la Comisaría Cuarta tomó conocimiento de un accidente de tránsito sobre la intersección de las calles Rafaela Ishton y Rancagua del sector de los asentamientos de Margen Sur.

Al trasladarse hacia el sector, encontraron una motocicleta Brava Texana de color negro, la cual se hallaba tendida sobre la calle. Al realizar diversas averiguaciones, se constató que momentos antes, una camioneta habría embestido al conductor de la motocicleta, quien sufrió heridas sobre una de sus piernas.

Ante esta situación, el conductor del rodado decidió transportar a la víctima hacia el Hospital Regional Río Grane para su atención.

Una vez en el lugar, se identificó al motociclista como Miguel Eduardo López de 18 años, reconocido delincuente de la ciudad. Asimismo, los efectivos que se encontraban en el lugar del siniestro, pudieron constatar tras una serie de averiguaciones, que la motocicleta se encontraba denunciada como robada el pasado 14 de agosto en la jurisdicción de la Comisaría Primera de Río Grande.

A raíz de ello, se ordenó la implementación de una custodia del consultorio en el cual se encontraba López hasta tanto se aclarara la situación.

Sorprendentemente, el delincuente intentó escapar del nosocomio, saliendo a través de una de sus ventanas. Esto fue advertido por el personal uniformado, quienes comenzaron a perseguirlo, logrando reducirlo y detenerlo a pesar de que este sujeto logró atacar a golpes de puño al efectivo policial.

Desde la Justicia se enmarcó el suceso como un hecho de flagrancia ante el delito de “Atentado y resistencia a la autoridad”, quedando a disposición de la Fiscalía de turno.

Compartir