Si bien la campaña de concientización sobre los peligros del monóxido de carbono se lleva adelante todo el año, en época invernal se suele profundizar, ante la gran demanda de los equipos de calefacción.

Las recomendaciones de Defensa Civil son:

-Tener buena ventilación en el hogar, tratando de dejar siempre una ventana mínimamente abierta, para que circule el aire

-Prestar atención a los signos que se manifiestan en los habitantes de la casa, como la falta de aire, el letargo, la somnolencia y las ganas de vomitar. Estos síntomas suelen ser asociados comúnmente a un estado gripal o un malestar estomacal, pero pueden provenir de una intoxicación por monóxido de carbono. Si los síntomas persisten hay que acudir al médico y llamar a los servicios de emergencia.

-El mantenimiento de los equipos de calefacción no se debe dejar de lado. Tienen que ser con un gasista matriculado, y la limpieza de los equipos debe realizarse 2 veces por año.

-No utilizar la hornalla y el horno para calefaccionar los ambientes.

-Prestar atención a la llama proveniente de los equipos y hornallas, la misma debe ser azul y no amarilla.