Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, con el Director General del Área Técnica, Pablo Driussi, explicó “en octubre del año pasado, nosotros notificamos al IPV que no había objeción alguna a la construcción de las escaleras de emergencia, pero debían presentar la documentación que es lo habitual en cualquier obra”.

“Hacia fines de marzo, ellos presentaron un anteproyecto pidiendo el visado del mismo, pero no cumplía con lo establecido en el Código de Edificación en cuanto a la altura de salientes fuera de la línea Municipal. Se lo comunicamos formalmente y mantuvimos reuniones para llegar a una solución, pero nunca presentaron lo que se requiere”, detalló.

Driussi recalcó “es una cuestión de seguridad para los vecinos de los edificios y las personas del barrio. Estos días experimentamos situaciones climáticas de fuertes vientos y lluvias que pueden afectar gravemente una obra en construcción y poner en riesgo la seguridad de todos”.

Asimismo, la obra está en construcción sin medidas de seguridad para los trabajadores, no hay un cerco de obra que proteja a las personas que transitan por la vereda e invade el espacio público, cuestión que no estaba previsto en ningún lado.

“El lunes reiteraremos formalmente el pedido al IPV para que cumplimenten los pasos como hace cualquier otra institución o cualquier vecino de la ciudad cuando realiza una obra, porque es fundamental que esto ocurra para seguridad de todos”, concluyó Driussi.

Por otro lado, desde el gobierno provincial con el ministro de obras y servicios Públicas, Luis Vázquez dijeron que «la gestión del intendente, Gustavo Melella decidió frenar una obra muy esperada y perjudicar a los vecinos que hace 33 años sufren por la demora y promesas incumplidas de gobiernos anteriores.»

“Si estas acciones las hacen con la intención de perjudicar al gobierno, le pido al señor intendente que reflexione, porque en realidad sólo perjudica a cada uno de los vecinos de Chacra II”, dijo Vázquez.

El ministro hizo un llamado a que “pongamos a los vecinos por sobre cualquier diferencia. Si hay trámites que resolver, sentémonos en una mesa y hagámoslo. Pero sin frenar la obra. Construyamos entre todos otra forma de hacer política. Debatiendo ideas y proyectos.”