El viernes pasado, el Gobierno Nacional anunció el cronograma de aumento de las jubilaciones, pensiones y asignaciones, que da por tierra con el cálculo previsto por la administración anterior.

Los jubilados del régimen general recibirán en marzo un aumento que se compone de una suma fija de $1500 y una suma variable de 2,3%. En tanto, las jubilaciones y pensiones mínimas, la asignación universal por hijo y demás asignaciones familiares recibirán un aumento del 13%.

Esto significa que el 86,8% de los beneficios del sistema de seguridad social, que reciben 11,8 millones de personas, tendrán un incremento en su haber que superará el 11,56% que hubiesen percibido con la fórmula aprobada en 2017.

Los incrementos regirán para marzo, abril y mayo. A partir de junio habrá un nuevo aumento, que se dará por decreto en caso de que el Gobierno aún no haya definido una nueva fórmula de movilidad.

Conocido al anuncio, desde diferentes sectores de la oposición salieron a criticar la nueva fórmula. La polémica surgió sobre todo en las redes sociales, desde donde algunos dirigentes publicaron la escala comparativa con la fórmula aprobada por la gestión Macri, señalando un “ajuste que pagan los jubilados”.

“Fiel a su estilo los voceros de Cambiemos acuden a argumentos falaces”, dijo la diputada Carolina Yutrovic.

Según la diputada, “si uno va a los números podemos ver que el aumento del 13% de las jubilaciones mínimas es superior. Si se aplicaba la fórmula de la ley de movilidad, que se suspendió por 6 meses, hubiera sido de 11.56% en el 75% de jubilaciones, asignaciones familiares y AUH. Los demás jubilados recibirán un aumento menor, variable, que oscila entre el 8%, por la inflación estimada para este segundo trimestre”

Además, Yutrovic señaló que “si se suman los bonos recibidos durante enero y febrero y el acompañamiento con el congelamiento de tarifas o del transporte público, o el programa de medicamentos gratis, es una mejora a su nivel de ingreso, por eso la información es sesgada”.

Desde la oposición se argumentaba que se trataba de una promesa incumplida de Albert Fernández, lo que Yutrovic explicó que “primero iba a auxiliar a los más necesitados para luego, en la medida que se vayan obteniendo los recursos, llegar a todos. Eso es recomponer AUH, jubilaciones mínimas, que son los que están pasando hambre.”

“Mínimamente se tendrían hacer cargo de todo lo que hicieron o no hicieron para que el país quede en esta situación de emergencia”, agregó la diputada por Fm Aire Libre.

“Estamos hablando de un universo del 100 por 100 de los jubilados que van a recibir un aumento mayor, se busca mejorar la condición de personas con una jubilación de 14.000 y pico de pesos, contra una parte de los jubilados minoritaria que tiene ingresos muy superiores, no necesito recordar lo que cobran los jubilados de la justicia que van a recibir un aumento menor”, dijo.

Y subrayó que “el acompañamiento no es solo mediante aumentos, sino mediante programas de medicamentos o con el congelamiento de las tarifas. Acá se trata con información a medias y tratando de imponer un argumento falaz”.