Luego de que el Juez de Instrucción N°1 Dr. Daniel Césari Hernández resolviera la situación procesal de los seis detenidos por el brutal crimen de Juan Carlos Lucena, desde la Defensoría Oficial se trabaja en la apelación de los acusados.

En diálogo con FM Master’s el Dr. Mariano Sardi confirmó que en primer lugar, en las próximas horas se presentará un recurso de apelación ante los procesamientos de Alberto Torres, Leandro Acuña, Rodrigo Machao y Franco Mansilla, todos por el delito de “Encubrimiento Agravado”.

“Estamos trabajando en ello, donde el problema que existe, es que dichos procesamientos y en consecuencia, la prisión preventiva, no tienen el fundamento necesario como para justificar dicho pronunciamiento, sino que se basa en una actitud caprichosa, forzada, contraria a toda lógica como para mantener el encierro de estas personas, causándole el daño que se les está causando y contrario a todo procedimiento jurídico”.

Asimismo y en relación al procesamiento, el Defensor Oficial aclaró que los fundamentos emitidos por el Juez sobre los imputados “son solamente convencimientos de él, de un razonamiento forzado que no se acredita, no se respalda con la prueba suficiente para justificarlo (al procesamiento)”.

Otra de las situaciones que la defensa recrimina al magistrado,  fue sobre unas prendas de vestir con manchas de sangre que se retiró de la vivienda de dos acusados por encubrimiento. Allí el Dr. Sardi aclaró que “fácilmente fue acreditado el origen, tanto con certificado médicos, como con testimonios, de dónde provenía esa sangre”. Allí se le informó al magistrado sobre un inconveniente de salud de una mujer que residía dentro de la vivienda y que las manchas de sangre correspondían a intensas hemorragias. “Él (por el Juez) dice que no lo convenció, por lo que citó al médico forense, quien le dijo que sí, que podía ser. Estamos ante in dubio pro reo, que parece que no lo recuerda bien como es el principio este, y también el testimonio de la mujer. El Juez argumentó que no lo convenció, porque como era pariente de los imputados, no alcanzaba a torcer su convencimiento”.

Por otro lado, se habló sobre las posibles vinculaciones entre los acusados directamente por el homicidio con los de encubrimiento. Allí el Defensor aclaró que Torres (Alberto) y Acuña (Leandro), no los conocen a los acusados de cometer el crimen. Asimismo, “en cuanto a Franco Mansilla y Eduardo Acosta, es hermano de Facundo Mansilla, vivían juntos en un mismo departamento, pero cada uno tenía una habitación distinta; y los elementos que podrían comprometer o no a la investigación, los encontraron en una sola habitación, por lo que no se puede decir que todos los que vivían dentro de la casa tenían que saber que había en esa habitación”.

Desde la Defensoría aclararon que por el momento no hay peritajes de teléfonos celulares en el marco de la investigación, en tanto que se recriminó al magistrado la demora del pedido de exámenes de ADN a las prendas de vestir con manchas de sangre secuestradas. “Nosotros estamos analizando meticulosamente todo el procesamiento y este viernes se presentará el recurso de apelación”. En un principio se haría sobre los cuatro imputados por el delito de “Encubrimiento Agravado”, en tanto que no se descarta alguna presentación por los detenidos Eduardo Acosta y Facundo Mansilla, ambos procesados por el delito de “Homicidio doblemente agravado”.