Por Fernando Grava.

Leonel Averna, integrante de la Asociación Raíces de Fuego, se refirió al trabajo que vienen desarrollando junto a la concejal Miriam Mora para instrumentar en la ciudad primero y más tarde en la provincia, el aceite de cannabis medicinal para el tratamiento terapéutico de diferentes problemas de salud.

En diálogo con Radio Fueguina Averna explicó que “son muchas las patologías que se pueden tratar con el cannabis y sin embargo hay una Ley nacional que solo reconoce a una” por lo que “tenemos una realidad, a nivel legislativo, que no contempla esta situación por ende queda mucha gente fuera de la comprensión de esta Ley”.

Por lo cual reveló que a partir de esta situación “nace la Asociación que nuclea a diferentes usuarios con diferentes patologías” y aseguró que se trata de “casi 300 familias que nos agrupamos para poder ayudarnos entre nosotros”.

Y señaló que la Asociación nuclea “a personas con diferentes estadíos, gente que tiene aceite, gente que busca aceite, otros que producen, gente que necesita información sobre alguna patología específica, estamos ocupando un lugar que en realidad debería ocuparlo el Estado para solucionar este tipo de cosas”.

Por lo que “es todo un problema dado que en el mercado legalmente no existe aceite, entonces quienes lo necesitan tienen dos opciones o se pone a hacerlo o va al mercado negro y compra algo sin saber que es”, por lo que “desde la Asociación tratamos de asistir a la gente, no en aceite porque somos todos usuarios de cannabis medicinal y lo poco que podemos llegar a producir es para uso personal”.

Sin embargo, remarcó que “la gente sale a comprar por ahí y hay muchos truchos dando vueltas y esto se paga con salud porque hay que gente que está en diferentes situaciones y muchas realidades que no están contempladas por la Ley”.

Y aseguró que “todo cannabis es medicinal, sólo varía de acuerdo a cada patología, para un cáncer no es la misma genética que para otra patología y de ahí nace la necesidad del autocultivo porque hay que buscar la genética indicada para cada enfermedad”.

En lo que respecta al aspecto normativo indicó que “tenemos la Ley Nacional 27350 que solo reconoce el uso del cannabis para una sola enfermedad y deja de lado al resto de las patologías que se están tratando en el mundo” y a nivel provincial “habíamos logrado, con los Legisladores una Ley bien hecha que contemplaba toda la realidad de las patologías a tratar y también se implementaba un programa provincial dónde se reconoce a los usuarios como tales y se generaba un acompañamiento entre Estado, médico y usuarios” y además “teníamos el artículo 5 que hablaba de la cobertura de las obras sociales a los usuarios de cannabis medicinal”.

Sin embargo lamentó que estos artículos “fueron vetados” por la administración de la gobernadora Bertone y “nos dejó una Ley obsoleta porque es de poca aplicación ya que no contempla los problemas que tiene este sector de la sociedad”.

Y reveló que “desde el 2016 comenzamos a trabajar en el proyecto con Laly Mora que hoy vamos a hacer la presentación, en la UNTDF, con la idea de producir aceite y proveer a los usuarios que cuenten con un certificado médico” y coincidió con Mora en cuanto a que “tenemos todas las condiciones como para empezar a producirlo”.

Sin embargo, Averna reconoció que se trata de “una decisión política” y si bien “no está en nosotros, como Asociación poder llevarlo adelante, si podemos presentar este proyecto para ver si las autoridades nos tienen en cuenta”.

Finalmente reconoció que cuentan con el acompañamiento del electo gobernador Gustavo Melella dado que “nos está acompañando junto con Lali Mora desde que arrancamos y eso nos da mucha esperanza” dado que a modo de frustración recordó que “estuvimos trabajando con los legisladores para tener una buena Ley y después fue vetada y tenemos esperanza de que esto se revierta y se pueda llevar adelante este trabajo que le haría mucho bien no solo a la gente sino a la provincia”, sentenció.