Dos situaciones de violencia se vivieron durante este fin de semana y en la madrugada del día de hoy en Río Grande.

El primero ocurrió este domingo cerca de las 16, en inmediaciones calle Espora al 1600 en intersección con Almafuerte cuando vecinos del sector alertaron sobre un enfrentamiento entre dos familias. Según trascendió, se habrían dado golpes de puño entre las personas implicadas, piedrazos y hasta algunos disparos, dato que no fue confirmado por la policía.

De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por personal policial al arribar al lugar, un  vehículo rojo marca Polo se dio y logró ingresar a un patio. De allí se bajó una persona identificada de apellido Velázquez, quien ingresó al domicilio y no quiso salir del mismo cuando la policía se lo requirió. Tras la verificación del rodado, el cual presentaba roturas en el parabrisas, la luneta y puertas; se encontró en su interior n bloque de cemento y un cuchillo de carnicero.

A pesar del llamado de varios vecinos, y de que se logró identificar a varios de los presuntos implicados tras la consulta realizada por la Policía; nadie quiso presentar denuncias en una obvia maniobra de intentar tapar la situación.

El segundo hecho se dio en la madrugada de hoy en el Barrio CGT, sobre la calle Alfonsina Storni al 500. Allí, en horas de la madrugada Agustín Echazú, recibió la visita de su amigo, Gustavo Hermosilla, quien se encontraba en estado de ebriedad y al ingresar al domicilio comenzó a golpear al dueño de casa.

Según describió la policía, Hermosilla se retiró y volvió momentos más tarde, con intenciones de volver a golpear a Echazú, quien esta vez se defendió con un cuchillo, provocando una herida de corte profunda en la zona del tórax de su amigo, con lo cual el atacante debió ser intervenido quirúrgicamente.

Al momento, la policía lleva adelante las actuaciones correspondientes en el domicilio donde sucedió el hecho de sangre.